Series TBBT por dentro The Big Bang Theory

The Big Bang Theory es fascinante hasta cuando actúan mal en las “comidas falsas”


A quien esto escribe, no le desagrada en absoluto The Big Bang, al contrario, me parece una comedia lo suficientemente decente para que la vea en muchos momentos de la vida: mientras estoy en el gimnasio, mientras trato de pasar el rato en los largos viajes en avión o como sonido de fondo en mis días de enfermedad. Pero no estoy aquí para convencerlos de que añadan a la serie engreída de CBS a su lista de programas por ver. De hecho, ni siquiera le pido que vea a los personajes. Solo vea la comida.

Hace algunos años tuve la epifanía de que los actores de The Big Bang Theory eran terribles cuando se trataba de la comida falsa. Y para una comedia de situaciones que presenta al menos una prolongada escena por episodio en la que se ve a los amigos comiendo en grupo, resulta siendo un fenómeno importante y fascinante.

Todo comenzó con el episodio piloto, cuando Leonard y Sheldon invitan a Penny a su primera sesión de acercamiento. A pesar de abrir sus recipientes de comida china, la que acaban de traer con ellos al llegar al departamento, es notorio que esos recipientes están vacíos o casi vacíos. Y los personajes inmediatamente participan de una curiosa técnica de comer que yo definiría como: “el movimiento girar incesantemente los cubiertos, con la esperanza de que parezca que ahí hay comida”.

Esta técnica la veremos regularmente durante las siguientes once temporadas. Y no, no voy a poner los GIF de todas las escenas, por razones que tienen que ver con la cordura. Sin embargo, algunas instancias son más atroces que otras, pero todas comparten la misma característica de “mover nada, no empujar nada”. Aquí podemos disfrutar a Raj en plena ejecucion de esta técnica.

O el mismo Raj disfrutando de acariciar a su ensalada.

O el pastel que muere de aburrimiento porque Leonard no se anima a hincarle el diente. ¡Cómetelo de una vez Hofstadter!

Ahora veamos a Sheldon y Raj en completa sinergia.

Ahora veamos a Penny parlotear, mientras su tenedor sigue el ritual convenido de moverse sin hacer nada en realidad.

Otra de mis maniobras favoritas: “Inspeccina la comida pero luego regrésela por donde vino”.

¿Estoy diciendo con esto que los actores no comen nada? No, realmente. Habrá de vez en cuando una probada a los tallarines por aquí, una mordida a la ensalada por allá. Kaley Cuoco, de hecho, respondió a este falso dilema de comer, hace algunos años: “La gente nos pregunta siempre si comemos la comida [durante las escenas]. Creo que yo soy la única que realmente se la come”, dijo ella a CNN. “Me guardo el apetito hasta que hacemos esas escenas. ¡Quiero que parezca real, amigo! Sin embargo, a pesar de la buena voluntad de Kaley, ella también nos regala esas imágenes en los participa del ritual de hablar mientras mueve incesantemente sus alimentos.

O alucinamos con esto: ¡Bernadette, ¿quién corta su ensalada con cubiertos?!

Y para terminar, ahora todos juntos. (Por cierto, un punto por la actuación de Kunal, que parece estar masticando algo, a pesar de que probablemente no metió nada a su boca).

Esta entrada se publicó originalmente en la página Vulture, como The Most Fascinating Part of The Big Bang Theory Is How Bad Everyone Is at Fake-Eating, en inglés. Nosotros la hemos traducido porque creemos que sería de interés para el público en español.



Con un pequeño aporte económico puedes ayudarnos a seguir subiendo contenido de calidad.
De antemano, muchas gracias