Series TBBT por dentro The Big Bang Theory

Reseña de The Big Bang Theory 11×17: La lucha de Howard y Bernadette entre la Vida y el Trabajo | Glamour


¡Tenemos una fecha! Tomo nueve meses, pero en el más reciente episodio de The Big Bang Theory, Sheldon y Amy finalmente decidieron que se casarán el 12 de mayo de 2018. El lugar es algo difícil de confirmar, en especial porque solo hay dos meses hasta entonces (y por la molestia que es Barry Kripke), pero basada en nuestra conversación con el productor ejecutivo Steve Holland, los fans no tienen nada de qué preocuparse. En resumidas cuentas, vamos a llegar a una boda esta temporada.

Sin embargo, eso no significa que la tengan fácil a nivel de cálculo en los próximos seis episodios. En “The Athenaeum Allocation”, Sheldon y Amy fijaron su atención en el club privado Ateneo de Cal Tech, del cual Albert Einstein fue miembro. Desafortunadamente, Barry Kripke decidió organizar su fiesta de cumpleaños en la misma fecha y en el mismo lugar, porque puede hacerlo. Leonard, quien básicamente creó este lío mintiendo a Leonard sobre la membresía en el Ateneo, intenta hacer todo lo que pueda para enmendarlo, pero Kripke se interpone en el camino. Siguiendo la moda de The Big Bang Todo es bonito y dulce, pero es lo secundario la verdadera carne del episodio de la noche —la lucha de Bernadette y Howard por equilibrar sus carreras con los dos niños menores de dos años que tienen. (Y para cuando los créditos llegaron, el Shamy todavía no tenía un lugar para la boda, así que eso fue todo. Problema no resuelto).

Concentrémonos en Bernadette y Howard, ¿de acuerdo? Sus escenas ilustraron perfectamente el enigmático dilema al que se enfrentan a menudo los padres después de dar la bienvenida a casa a un recién nacido, y lo que sucede cuando termina la licencia de maternidad y paternidad. No soy padre, pero he visto a suficientes amigos criar a sus hijos (sin mencionar que me he desvelado muchas veces por mi trabajo), para apreciar algunas verdades puntuales cuando las veo. Aquí están 10 cosas feas que The Big Bang acertó en mostrar como ciertas:

1. La cajera de la tienda que le pregunta a Bernadette cuántos días (de embarazo) tiene

¿Cuándo aprenderán los extraños que nunca está bien cometnar sobre el cuerpo de una mujer, si creen que está embarazada o no? A menos que estés absolutamente seguro (e incluso entonces, ¿cómo estar seguro?) una mujer que no está embarazada no quiere oírte preguntar cuánto le falta para dar a luz, tampoco una mujer que acaba de dar a luz quiere oírlo. Así que a menos que una mujer lo mencione, no lo haga, ¿está bien?

2. Howard y Bernadette se dan cuenta de que pueden amar a sus hijos más que el uno al otro.

Los Wolowitz se turnan para obsesionar con su Halley de un año y su Michael de una semana, con Howard haciendo notar que no sabía que podía amar tanto a alguien. Bernadette tampoco puede evitarlo. Eso nos lleva a Howard describiendo de lo que sería capaz de hacer para proteger a sus hijos. Incluso podría recibir una bala por sus hijos, pero no por Bernadette. No es una conversación sensual, pero muchos padres probablemente han pensado lo mismo.

3. El juego de quién es el mejor padre

Howard se da cuenta de lo difícil que es estar en casa con los niños, pero también lo extremadamente gratificante que es. Admite a Raj que quiere ser un padre que se queda en casa, pero Bernadette es mejor madre. Aparentemente, también le va mejor en su carrera, así que no es una victoria para Howard. Eventualmente (pero temporalmente) decide que será él que se quedará en casa. Excepto que…

4. Bernadette quiere y no quiere ser una trabajadora/madre de tiempo completo

Cuando Howard sugiere que uno de ellos debería quedarse en casa, Bernadette asume que está pensando en ella y se molesta porque tendría que dejar su trabajo y todo por lo que se ha esforzado. Cuando él le aclara que será él quien se quede en casa, tampoco le gusta la idea, porque será él quien establezca lazos con los hijos. Howard está confundido porque ella acaba de decir que no quiere abandonar su carrera, a lo que ella contesta: “No quiero tener que hacerlo, pero si quisiera, debería poder hacerlo””. ¿El veredicto? Ambos están como al principio.

5. El que paga las cuentas no siempre debería dictar quién vuelve al trabajo y quién se queda en casa

Howard sugiere entonces que Bernadette vuelva a trabajar porque ella gana más dinero. Ella vuelve a la carga y pregunta: “¿No crees que tú deberías ganar más dinero?”, Howard replica que es muy sexista de parte de su esposa suponer que el padre no puede quedarse en casa y cuidar de los niños. ¿La venganza de Bernadette?: “¿Sabes qué más sexista? La frase apesta ¡y apesar de ello aquí estamos!”

6. El juego de quién es el mejor padre. Parte 2

Al día siguiente, Howard saca a los niños a pasear, antes de que Bernadette despierte. Trata de demostrar, y lo logra, que puede hacerlo bien. Sin embargo, Bernadette le hace notar que él no podrá mantener ese ritmo. Ella tiene razón, él no puede, pero a decir verdad, nadie podría.

7. El trabajo puede ser una salvación para cualquier padre

Bernadette pasa por su oficina para almorzar con Penny, pero se siente atraída por las ventajas de su trabajo, cuando su asistente le trae su café favorito y unas galletas deliciosas. Entonces, cuando una compañera de trabajo le pide ayuda en un proyecto, Bernadette vuelve al modo jefa y disfruta del momento.

8. Howard se da cuenta de que no es Superman

Mientras Bernadette está almorzando con Penny, Howard está de vuelta en casa, completamente exhausto luego de una tarde con sus dos hijos. Raj llega al rescate y Howard se pregunta de dónde sacó la idea de que podría hacer esto por su cuenta. La respuesta de Raj: “Ser padre es difícil. He visto y olido cosas que jamas olvidaré”. No hace falta ser padre para saberlo.

9. Bernadette se da cuenta de que no es Superman

Bernadette le cuenta a Howard sobre su tarde en la oficina: “ME dieron galletas y nadie me hizo pipí encima. Echo de menos eso”. También menciona que durmió una siesta de dos horas en el sofá de la oficina, lo que lleva a Howard a admitir que él también tomó una en el suelo.

10. Vas a estar cansado por los próximos 18 años

Luego de que Howard mencionara su siesta, Bernadette le pregunta cómo se siente y él confiesa que sigue cansado. Lo mismo vale para Bernadette. Lo que demuestra lo que dijo alguna vez mi madre, que no importa si tratas de recuperar el sueño después de desvelarte durante la noche, nada reemplaza a un horario regular de sueño. Al final del episodio, los Wolowitz todavía no han averiguado nada, excepto el hecho de que están demasiado cansados para llegar al dormitorio y se quedan dormidos en la mesa de la cocina. Bienvenidos a la paternidad.

Esta entrada se publicó originalmente como ‘The Big Bang Theory’ Season 11 Episode 17 Recap: Howard and Bernadette’s Work-Life Struggle, por Jessica Radloff en inglés. Nosotros la hemos traducido lo mejor que podemos para el público en español.



Con un pequeño aporte económico puedes ayudarnos a seguir subiendo contenido de calidad.
De antemano, muchas gracias