Call Me Kat

Reseña | Call Me Kat 1×06: Gimnasio

Cuando Kat es seleccionada como finalista para ser incluida en la lista de los “Veinte menores de Cuarenta” del Louisville Courier Journal (un diario o revista llamado el “Mensajero de Louiseville”, más o menos), decide apuntarse al gimnasio local para ponerse en forma. Mientras tanto, Randi y Daniel intentan llevar su relación al siguiente nivel y Phil se da cuenta que uno de sus libros favoritos de la infancia es racista.

Validación y seudorracismo

Cómo me cuesta identificarme con Kat. Dicen que una de las claves para engancharte con una serie de televisión o cualquier relato, es empatizar con algún personaje o verte reflejado en las situaciones que enfrenta. Y ese es mi problema con Call Me Kat, que no puedo hacerlo con ninguno.

No me malinterpreten, por supuesto que alguna vez he querido ganar un premio, ser incluido en alguna lista de destacados, mejorar mi apariencia con ejercicio o restregarles a los demás que tuve éxito ahí donde todos decían que no lo lograría. Son situaciones universales. Incluso la manía de Kat de hacerse siempre la graciosa cuando está nerviosa.

La cuestión es que Kat me resulta antipática. Sus constantes intervenciones hablándole a la cámara, en lugar de aportar algún dato gracioso o reflexivo, y crear un vínculo conmigo como espectador, solo me han convencido de su persistente y arrogante actitud de autojustificarse y de juzgar a los demás. Estoy seguro que no es lo que buscaban los escritores del show, pero es lo que han logrado en mi persona.

Y no es la única, el personaje de Daniel (pareja de Randi) me resulta insoportable. Ya en New Girl, el actor interpretaba al personaje menos divertido del grupo y aquí solo repite el resultado. Paradójicamente, Phil me parece más entrañable con el paso de los episodios.

Definitivamente esta es una serie para la generación de cristal. Y como hice notar en el episodio pasado con el caso de la pastelería acosada por una pareja gay, aquí tenemos el caso de los libros de texto (un libro de cuentos) censurados por considerarse “racistas” por la generación actual.

Desde hace unos años, en muchas escuelas de EEUU, se vienen censurando algunas novelas clásicas debido a su “lenguaje racista”, por incluir palabras que hoy resultan intolerables para la “sensibilidad” de los luchadores de la justicia social. El caso más paradójico está relacionado con el libro “Matar a un ruiseñor” (To Kill a Mockngbird, 1960), pues se trata de un libro antirracista, que denunciaba el injusto juicio de Tom Robinson, un hombre negro acusado de violar a una chica blanca. Todo el pueblo lo considera culpable. Un abogado blanco, Atticus Finch, acepta defenderlo, perdiendo amigos y su reputación. Hasta sus hijos son acosados con insultados, por tener “un padre que ama a los negros”. En el punto culminante de la historia, Atticus logra demostrar la inocencia del acusado, pero el jurado lo declara culpable. La novela termina con una amarga reflexión de cómo la justicia puede ser torcida por los prejuicios raciales de la gente.

Entonces, ¿por qué se censura la novela? La razón es que los personajes usan la palabra “nigger”, palabra que surgió en el siglo XVIII como una derivación de la palabra española: “negro”, y del adjetivo latín: “niger”. Con el tiempo, la palabra obtuvo un significado despectivo y se asoció a actitudes racistas. Hoy en día está prácticamente desterrada de la cultura popular… para los blancos, porque los negros la usan entre sí ocasionalmente. Probablemente en casi todas las películas donde personajes negros se llaman “negros” entre ellos, en el original están diciendo “nigga” o “nigger”. O sea, la hipocresía.

Por eso, cuando Kat y sus amigos dicen que la novela que les muestra Phil es racista por ser escrita en 1945, demuestran que todos ellos, incluyendo los escritores y productores del show, están de acuerdo con condenar y censurar novelas clásicas por usar palabras que podrían “humillar” a la gente negra y a los blancos con remordimientos “históricos”.

Lo que más me gustó

A diferencia de otras ocasiones, solo he visto el episodio una vez y confieso que no he podido encontrar una sola escena que me haya hecho reir, o mejor dicho, que valga la pena poner en esta sección.

De errores y detalles que no gustaron

Si tú encontraste algo más que sea un error de continuidad o consistencia de la historia, o simplemente algo que te desagradó, compártelo en los comentarios.

Puntuación del editor

Lo siento, amigos, no encontré nada digno de considerar “comedia”. Puntaje bajo.

Un episodio relleno, salvo quizás porque aparentemente Randi ha aceptado las intenciones serias de Daniel. Puntaje medio bajo.

Una trama intrascedente que no sabe cómo hacer reír al público así que se distrae con otros temas y causas. Puntaje de guion: medio bajo.

Episodio en línea

Alternativa 1

Para los que no tienen experiencia previa con servidores gratuitos de video. Aparecerán ventanas de publicidad. Solo ciérrenlas y eventualmente el video comenzará a reproducirse.

Alternativa 2

No garantizamos que los videos permanezcan para siempre, ya que se trata de material que puede ser borrado sin nuestro consentimiento.

Puntaje de los fans

Bueno, ahora esu turno de compartir con nosotros tu opinión, vota, asignándole un puntaje a este capítulo. Y como el tiempo de votación es limitado, será mejor que lo hagas ahora mismo.
 
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (7 votos, promedio: 3,71 de 5)
Cargando...