Interesante Series The Big Bang Theory

The Big Bang Theory: La temporada 11 va perdiendo fuerza tras la ilusión de su espectacular estreno


La temporada 11 comenzó de manera espectacular. No podía ser de otra forma, la producción gastó una de sus mejores municiones: el compromiso de Sheldon y Amy. 17,65 millones de personas en EEUU se sentaron frente al televisor para ver ese gran momento.

La última vez que tanta gente se reunió para ver un episodio de The Big Bang Theory en vivo fue cuando Sheldon y Amy tuvieron su primera vez de intimidad. Su primer coito, como diría el Dr. Cooper. 17,23 millones de espectadores lo vieron en el episodio The Open Night Expectation (9×11).

Eso hablando de espectadores en bruto, si nos vamos a los espectadores que son los más valiosos para las cadenas de televisión y los anunciantes de publicidad, esos que tienen entre 18 y 49 años de edad (franja de los potenciales principales compradores conocida como “demos”), los resultados fueron similares e igualmente positivos. Ambos episodios consiguieron 4,1 en las demos (algo más de 5 millones de espectadores en esa franja de edad).

Espejismos

Sin embargo, luego del estreno, como si de fuegos artificiales se tratara, las cosas dejaron de brillar con intensidad. Los siguientes episodios no solo regresaron a los registros de la temporada 10, sino que comenzaron a ir por detrás.

Lo que me resultó inexplicable, tenía la impresión de que esta temporada había comenzado mucho mejor que la anterior, sin embargo, cuando comencé a repasar los primeros ocho episodios de la temporada anterior me di cuenta de mi error. Este gráfico lo explica mejor:

Como pueden ver, la temporada 10 (en azul) no consiguió datos espectaculares al arranque, pero luego supo mantener cierta regularidad. En cambio la temporada 11 (en naranja) comenzó muy bien, para luego caer rápidamente. Recién en el último sector insinuó una recuperación, luego de encadenar dos o tres episodios muy interesantes (como el regreso de Beverly, la cooperación de Howard y Amy, el profesor Protón, Penny y las primeras palabras de Halley).

Por ahí leí que los fans más fieles son los fans que se relacionan con alguna pareja del show. Ahora bien, es verdad que estos fans pueden ser los más fieles, pero eso también puede convertirse en una espada de dos filos, porque apostarlo todo a las parejas siempre acaba por mermar la calidad de los episodios. Y eso todavía puede ser más evidente cuando parece que lo apuestan todo a una sola pareja: el Shamy. Porque las otras parejas en los últimos tiempos se tratan bien poquito. Unas porque ya están muy asentadas o porque los escritores se esfuerzan por mantenerlas tal como están. En el primer caso, me refiero al Howardette (que ya va por su segundo hijo), y en el segundo caso, estamos hablando del Lennny, que se ha pasado varias temporadas sin novedad alguna en el frente.

Optimismo con un toque de realidad

La serie goza todavía de una excelente salud, no me malinterpreten. Pero sobre todo gracias a las visualizaciones en diferido. Es decir, la gente que no ve la serie en directo, sino que la mira horas después, incluso días después. Señal de cómo cambian los tiempos.

Durante la temporada 7 la serie llegaba a los 20 millones de espectadores, pero en vivo. Ahora la serie también llega a los 20 millones, pero cuando sumas los espectadores que la ven 3 y hasta 7 días después del estreno del episodio. Para CBS y las empresas de publicidad no hay mucha diferencia, porque en EEUU la gente graba los episodios con todo y la publicidad, pero una mirada más fría te dice que cuanto más gente ve en diferido los episodios es porque menos interés tiene en la serie. Quiero decir, se nota que ya no tienen esa urgencia de ver el episodio cuanto antes o tienen otras cosas que ver y postergan los episodios de The Big Bang Theory para más adelante.

Sea cual sea el motivo, se nota la pérdida de interés. Y eso es algo que también se nota en el público en español. No tengo datos de medición, lamentablemente, pero sí un dato que si bien es indirecto puede resultar revelador: la rapidez con que se consiguen los subtítulos en español de los episodios.

Antes, en un sitio de subtítulos hechos de manera colaborativa por fans, como “Tusubtitulo.com” (antes Subtítulos.es) uno podía conseguirlos una dos horas después del estreno de cada episodios. A veces menos. Yo mismo he colaborado con ese sitio durante un tiempo con mis traducciones. En sus buenos tiempos éramos muchos los que lo hacíamos y acabamos rapidísimo. Hoy en día, puede pasar un día y hasta dos y los subtítulos de un episodio estreno no se completan. La gente que colabora ya no está, quizás por tener otras ocupaciones o porque están colaborando en los hilos de traducción de otras series. Es decir, han perdido interés en The Big Bang Theory.

Algo más…

Todavía queda mucha temporada, este análisis solo es del primer tercio de la temporada. Por ejemplo, todavía nos queda el cierre de este año, el episodio con el que se despide la serie hasta enero. Se le conoce como el final de la “midseason” (la mitad de la temporada) y por tanto se esfuerzan en ofrecer algo interesante. Por las filtraciones que están apareciendo, parece que tiene algo que ver con el cumpleaños de Halley.

Y si es el caso, también será el cumpleaños de Amy y todos sabemos lo que eso significa. Queda por ver si apostar por la fórmula del Shamy resiste el desgaste, porque novedad ya no es. Pero eso ya lo discutiremos cuando hagamos el análisis de la mitad de temporada. Hasta entonces.

Con un pequeño aporte económico puedes ayudarnos a seguir subiendo contenido de calidad.
De antemano, muchas gracias