Farándula Series The Big Bang Theory

“Living Biblically” —Viviendo según la Biblia— de Johnny Galecki, apuesta a lo seguro, aunque quizás no sea tan divertida


¿Puede un rabino, un sacerdote y un escritor de televisión conocido por las comedias nerviosas como It’s Always Sunny in Philadelphia hacer una serie de televisión sobre la Biblia que todos desearían ver?

Esa es la apuesta de CBS para su nueva comedia, “Living Biblically”, que se estrena esta noche.

El programa se basa en el libro “A Year living biblically”, de A. J. Jacos, un éxito de ventas de 2007 que registró las experiencias de su autor interactuando con comunidades religiosas y tratando de seguir sus consejos sobre las escrituras en un contexto moderno.

El libro fue un éxito entre los cristianos cuando apareció hace una década. Su autor declaró que el experimento de vivir según la Biblia fue cambio de “imagen ética”, le enseñó sobre la fe y le mostró el mundo evangélico.

Hubo algo para todos en el esfuerzo de Jacobs: algunos cristianos apreciaron su interés por comprender y obedecer la Biblia, otros aplaudieron que reconociera que el legalismo puede fallar y los no creyentes lo vieron señalando algunos aspectos ridículos de las reglas del Antiguo Testamento.

Los creadores de la adaptación televisiva quieren mantener a los espectadores religiosos interesados en el proyecto, también. Es evidente que los cristianos preferirán otros programas religiosos como la minisiera sobre la Biblia y películas como War Room, pero ¿”la audiencia de fe” respaldará este enfoque flexible de los temas cristianos?

Si no eres religioso, el temor será que recibirás un sermón y se preguntarán sobre “¿qué hace eso en mi televisión?” Por su parte las personas religiosas dirán: “Oh, ahí vamos de nuevo, se van a burlar de mí y de mis creencias”, señaló el productor ejecutivo de “Living Biblically”, Patrick Walsh.

Walsh, que incluye en sus créditos series como Crashing de HBO y 2 Broke Girls de CBS, se reunió con una mezcla de escritores de fe y sin fe, para el equipo que escribirá la serie. Tienen un guion revisado por un rabino y un sacerdote jesuita, que se desempeñarán como asesores del programa.

Durante la producción, el equipo creativo reflexionó sobre cómo equilibrar el enfoque de la religión y los espectadores cristianos. “Lo que espero es que… nadie crea que se trata de un enfoque mezcquino de ninguna manera”, ha dicho Walsh. “Creo que será todo lo contrario”.

Tal como en el libro de Jacobs, el protagonista de la serie, Chip Curry (Jay R. Ferguson) resuelve vivir su vida “al cien por ciento”, según los preceptos de la Biblia. “Me convertiré en un mejor hombre, versículo por versículo”, dice en la introducción.

“Sabía emocionalmente que no sería suficiente si el protagonista solo hacía esto para escribir un libro, así que tuve que construir las apuestas emocionales de su mejor amigo muriendo y su esposa teniendo un bebé”, declaró Walsh.

Chip asiste a una iglesia bautista, pero dependerá de un “escuadrón de Dios”, que está formado por un rabino (David Krumholtz) y un sacerdote católico (Ian Gomez), para obtener consejos sobre cómo aplicar los mandatos bíblicos a su vida cotidiana. Por ejemplo, Chip intentará alejarse de sus ídolos, como el teléfono inteligente, y dedicarse a la oración en alguno de los primeros episodios.

Los episodios siguientes tratarán otros temas, como “someterse a tu marido” y Walsh también espera incorporar creencias fuera del cristianismo.

“Living Biblically” hace un esfuerzo por traer enseñanzas éticas más amplias de las escrituras, no solo conceptos extraídos de la oscuridad levítica, que podrían tener un gran atractivo, si las configuraciones no fuera tan planas.

Tomemos en cuenta el dilema, completamente evitable, de Chip intentando comprar boletos para un día importante como es un aniversario, pero no puede hacerlo porque no puede comprarlos a través del teléfono (el que está intentando evitar, pues asume que un ídolo). Me gustaría pensar que intentar integrar los principios bíblicos en la vida real no llega a ese grato de estupidez.

Y si bien “Living Biblically” tiene éxito en evitar burlarse de los ideales cristianos, no es inteligente, cortante y creativo en su humor. El primer episodio tiene un diálogo sobre la iglesia siempre abierta, tal como un “Heaven-11” (a semejanza de 9-1-1). Todo lo cual es tan superficial que puede darnos una idea del tono de la serie.

En otro episodio, Chip anuncia que “la sabia oración, ahora soy dos por dos”, después de conseguir respuestas aparentemente instantáneas a sus peticiones. El programa acepta la posibilidad de que la oración funcione, pero también reconoce que los resultados de Chip podrían deberse a la correlación, no a la causalidad.

Como la esposa atea de Chip, Leslie (Lindsey Kraft), dice: “La idea de que unas pocas palabras amables puedan cambiar el mundo, no lo entendía, pero no puedo negar que me hizo sentir bien cuando más lo necesitaba”.

En contexto, las creencias de Leslie parecen tener más sentido que las de Chip. Chip está “probando” la vida bíblica. De manera similar, Jacobs, que se describe a sí mismo como un judío agnóstico, escribe libros sobre “misiones” con frecuencia (el subtítulo de su libro dice: “la humilde búsqueda de un hombre por seguir la Biblia lo más literalmente posible), se acercó al desafío como parte de un truco.

A pesar de sus buenas intenciones, el equipo creativo de “Living Biblically” parece todavía estar buscando el tono correcto para su serie.

Este programa puede atraer al público que encuentra aceptable la risa de la audiencia en vivo y las tramas simplistas. En ese sentido, encaja perfectamente con la programación de CBS e incluso puede destacarse, por su intención deliberada de ser familiar. “Living Biblically” apenas usa maldiciones, y solo en sus primeros episodios, y no incluye chistes sexuales que sí aparecen otras series como Mom o The Big Bang Theory, que encabezan las audiencias.

El sitio de entrenimiento cristiano Movieguide la describió como una serie encantadora, pero no tan divertida y “no es hiperteológica, pero trata respetuosamente la fe cristiana y le da un gran valor”.

Como señala USA Today, “Living Biblically” es parte de un reciente grupo de series de televisión que abordan explícitamente temas religiosos. Young Sheldon continúa constratando el escepticismo científico del pequeño Sheldon con el cristianismo de su madre, Andi Mack de Disney Chanel acaba de presentar un episodio sobre el bar mitzvah y la comedia de Fox, The Mick dio un giro serio con un episodio de la iglesia esta semana.

“Después de años de épicas sobre espadas y sandalias y comida familiar con sacarina, los consumidores modernos de entretenimiento basados en la fe están ansiosos de nuevas perspectivas como esta”, ha dicho el escritor de televisión Patrick Ryan.

Pero si los shows van a recurrir a la religión -y a la escritura misma- como inspiración, los espectadores merecen un estándar de calidad algo superior a lo inofensivo y respetuoso. Como remarcó un crítico, “el fracaso de “Living Biblically” sería un pena, porque la religión es una presencia suficientemente poderosa en nuestra cultura como pars ser abordada con honestidad e ingenio genuino”.

Cualquier persona que conozca mínimamente el gran libro, sabe que la
Biblia ofrece temas infinitamente relevantes, desafiantes y bien matizados, pero rara vez estos nos dejan con la sensación de comodidad que nos ofrece “Living Biblically”.

Esta reseña antes del estreno de Living Biblically, apareció como Unlike the Bible, ‘Living Biblically’ Plays It Safe en inglés. Nosotros lo hemos traducido porque creemos que sería de interés para los fans en español.

Una nota más, en algún momento de la preproducción de la serie, se consideró cambiar su título a “By the Book”, cambiando también su idea inicial, para que el protagonista en lugar de basarse en las enseñanzas bíblicas, lo hiciera en los libros de autoayuda. Sin embargo, aparentemente esta idea no prosperó y decidieron volver a la idea original.



Con un pequeño aporte económico puedes ayudarnos a seguir subiendo contenido de calidad.
De antemano, muchas gracias