Reseñas Series The Big Bang Theory

Revisión | The Big Bang Theory 11×17: The Athenaeum Allocation


Puntaje del editor
  • Comedia
  • Personajes
  • Guion
Puntaje total

Este episodio prometía por el regreso de Kripke, convertido de un tiempo a esta parte, en el único personaje que fastidia intencionalmente a Sheldon. Y de ahí su atractivo. Mientras tanto, tendríamos la oportunidad de ver a Howard y Bernadette arreglándoselas con dos niños en casa y con sus permisos de trabajo llegando a su fin. ¿Cumplieron las expectativas? Justo de eso hablaremos en esta reseña. Y no se olviden de poner su propia valoración o puntuación del episodio al final de esta entrada, con el sistema conocido de 1 a 5 estrellas.

En fin, vayamos ahora con el respectivo análisis.

Como es usual en estos casos, te recuerdo que esta revisión contiene muchos spoilers. Si todavía no has visto este episodio, y no quieres enterarte, no sigas adelante. Estás advertido.

La reseña está organizada en tres partes. En la primera, haremos un breve repaso de las tramas. En la segunda, listaremos los mejores y los peores díalogos o momentos del episodio. Y en la tercera, le daremos un puntaje. El que escribe, lo hace considerando tres criterios: comedia, desarrollo de personajes y guion (fluidez, naturalidad e ingenio con el cual presentaron las escenas).

Los que deseen, puede dejarnos su propia valoración del episodio, a través de un sistema de puntaje de 5 estrellas habilitado al final de la entrada, siendo 5 estrellas la mejor calificación y 1 estrella, la peor.

Una cuestión de ubicación

La boda Shamy avanza lenta pero inexorablemente. Ahora llegó el momento de elegir un lugar para la boda. Amy quería un sitio al aire libre, junto a un acantilado con vista al mar… Pero conseguir que Sheldon acepte hacer algo al aire libre resultó un imposible. En el Shamy, amar es negociar… y generalmente ceder, cuando se tiene delante a Sheldon.

Amy cree haber conseguido un excelente lugar, pero una mentira de Leonard acerca de la exclusividad del sitio hace que Sheldon cree otro drama sobre mentiras y deslealtades, aunque en este caso algo de razón tiene. Aunque considerando los motivos de Leonard (conseguir un sitio libre de Sheldon para pasarlo con su esposa), uno se queda con la duda si uno en su lugar no haría lo mismo.

Sin embargo, el villano del episodio no es Leonard, sino Kripke, que también es miembro del club y ya reservó el sitio para celebrar su cumpleaños. Y sí, cae el mismo día de la boda Shamy, en otra de las grandes casualidades de la serie. Como que Halley naciera el mismo día que el cumpleaños de Amy, por ejemplo.

Como al final, Amy y Sheldon deciden realizar su boda en otro sitio, todos los esfuerzos de Leonard por convencer a Kripke de dejarles el local a sus amigos resultan en vano. Las buenas acciones (casi) nunca reciben su recompensa en el mundo de Chuck Lorre. Quizás para compensar, de vez en cuando se mandan momentos empalagosos cuando uno menos lo espera. Les ahorraré el de este episodio, cuando vuelve a renovarser la “gran amistad” entre Sheldon y Leonard, lo que acaba con los dos limpiando depósitos con lodo radioactivo.

Con la boda Shamy y la falta de líos entre Leonard y Penny, qué empalagosa se ha puesto esta temporada, caray.

Ahogarse en un vaso de agua

Si la trama principal resultó un claro ejemplo de ahogarse en un vaso de agua, la otra resulta siendo redundante. Howard y Bernadette enfrentan otra de las desgarradoras decisiones de las parejas televisivas del primer mundo: “Quién se quedará en casa a cuidar a los niños”. Ya quisiera uno que la paternidad se redujera a ese tipo de “problemas”, en especial cuando uno recuerda que Bernadette se la pasó todo su embarazo en cama y quien cuidó de Halley fue Howard, Stuart, Raj y hasta Penny, que en unos pocos días consiguió que la pequeña le llamará “mamá” a ella y no a la rubia bipolar.

Y cuando un drama no es realmente un drama, pues hay que echar mano de algunos conflictos extras y todavía más artificiales, como la discusión sobre lo que es o no sexista en todo este asunto. No sé ustedes, pero yo veo el programa para reírme, no para que me adoctrinen.

Lo más rescatable de todo este asunto es la parte cuando Howard fastidia a Bernadette, luego de llevar de paseo a los bebés de paseo por la mañana. Eso es lo que queremos ver, lo demás sobre. Y hasta molesta.

Lo que más me gustó

  • -Raj: “Vaya, verlos así todos juntos hace mi reloj biológico haga tic tac como loco”. -Penny: “No creo que los hombres tengan…” -Raj: “Yo sí”.
  • -Penny: “¿De qué es esta imagen?” -Amy: “Es una resonancia de nuestros cerebros editada con Photoshop para que parezca que se besan”. -Sheldon: “¿Es demasiado sexy?” -Penny: “Es demasiado de algo”.
  • -Howard: “Será difícil cuando los dos regresemos a trabajar. Pienso que tal vez lo mejor sería si uno de los dos decidiera quedarse en casa”. -Raj: “No lo sé, yo fui criado por sirvientes y mírame”. -Howard: “Literalmente, no sé si piensas que eso fue bueno o malo”.
  • -Raj: “Te admiro, Howard. Sería muy difícil para mí desafiar los roles de género de esa forma”. -Howard: “¿No fuiste a ver a Taylor Swift dos veces este mes?” -Raj: “Sí, pero porque está buena, no porque cante mi verdad”.
  • “Mira lo sombrío que se ven esos hombres en sus retratos, siento que combina perfectamente con nuestra boda”, de Sheldon sobre su “sombría” boda con Amy.
  • -Amy: “¿Ese no es Leonard?” -Sheldon: “No, no, todos estos científicos son talentosos y ya están muertos. Leonard solo llegará a ser una de esas dos cosas”.
  • “Estoy segura de que hay una inocente explicación que no arruinará mi día”, de Amy, después de ver a Leonard y Penny cenando en el lugar “exclusivo” en el que no debería estar.
  • – Sheldon: “Leonard. ¿Cómo pudieron entrar?” -Penny: “¿De qué hablas? Leonard es miembro”. -Sheldon: “Tú me dijiste que erea increíblemente exclusivo”. -Leonard: “Sí, mira, sobre eso… Mentí”. -Penny: “Oye, espera. A mí también me dijiste que era exclusivo”. -Leonard: “A él lo evité y a ti te impresioné con la misma mentira”. -Penny: “Demonios, Hofstadter, no sabía de lo que eras capaz”.
  • -Howard: “¿No crees que tú deberías volver al trabajo, pues ganas más dinero?” -Bernadette: “¿No crees que tú deberías ganar más dinero?”
  • -Sheldon: “Si cambias tu fiesta de cumpleaños de lugar, todo irá bien”. -Kripke: “Es complicado. Yo no quiero cambiar de lugar y tampoco quiero ayudarte… Espera, yo no tengo problemas.
  • -Howard: “¿Y tú que hacías?” -Bernadette: “Son las 8:00 AM, dormía”. -Howard: “También los niños. Supongo que salieron a ti”.
  • -Bernadette: “Solo tratas de demostrar que eres mejor que yo”. -Howard: “Estás muy aguda para alguien que acaba de despertar”.
  • “Tómate tu tiempo, date una masaje. Te lo mereces, después de todo ese tiempo que pasaste en cama”, de Howard, fastidiando a Bernadette.
  • -Leonard: “¿Por qué tengo que ser Robin?” -Sheldon: “Si tienes que preguntar, eres Robin”.

De errores y detalles que no gustaron

  • Los chistes de “yo te quiero más” y “mutilado me dejarías o no” de Howard y Bernadette no me gustaron demasiado.

De momento, no he encontrado nada. Más adelante, y quizás con la ayuda de ustedes, pueda actualizar esta parte.

Puntuación del editor

A pesar de la lista de arriba, no es precisamente un episodio hilarante, muchas bromas, pero la mayoría apenas te sacaran una ligerísima sonrisa. Voy a darle un puntaje de comedia: medio.

Aunque Howard y Bernadette enfrentan una importante decisión, al final no resuelven nada, y en general, los personajes no avanzan en este episodio. Puntaje de desarrollo de personajes: medio.

Por momentos, el episodio se hace difícil de seguir, por falta de interés y de que exista un verdadero problema en las tramas. Puntaje de guion: medio bajo.

Puntaje de los fans

Bueno, ahora es tu turno de compartir con nosotros tu opinión, vota, asignándole un puntaje a este capítulo. Y como el tiempo de votación es limitado, será mejor que lo hagas ahora mismo.
 
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (40 votos, promedio: 4,73 de 5)

Cargando…


Con un pequeño aporte económico puedes ayudarnos a seguir subiendo contenido de calidad.
De antemano, muchas gracias