Series TBBT por dentro The Big Bang Theory

Georgie Cooper, el héroe olvidado de mamá


Con la emoción del final de la temporada enfocada en la boda de Sheldon y Amy, quizás para muchos ha pasado por alto un hecho significativo del pasado de la familia Cooper: la reinvindicación de Georgie.

Limitados como estábamos, a tener únicamente la versión de Sheldon acerca de su familia, todos dábamos por hecho que Georgie había sido siempre un dolor de cabeza para su madre y un mal hermano, porque era necio, abusivo e irresponsable.

De hecho, una parte de la leyenda urbana acerca de los “terribles sufrimientos” de la infancia de Sheldon se basaban en las declaraciones de este último acerca de los abusos corporales de su hermano mayor.

Sin embargo, con el estreno de Young Sheldon el año pasado, poco a poco hemos descubierno que la manera como Sheldon cuenta su pasado no solo es inexacta, sino que en muchos casos son una completa mentira.

Cuando uno ve Young Sheldon no encuentra por ninguna parte la sufrida vida que Sheldon adulto siempre nos contó acerca de su infancia. De hecho, diría que es al contrario, tuvo una vida bastante placentera con toda la atención de sus padres acerca de su seguridad y cuidado. Su madre prácticamente lo consentía en todo, aduciendo “el problema” de su gran inteligencia.

El resultado fue que George y Mary descuidaron a sus otros hijos, los que siempre se sintieron postergados. Y hasta cierto punto eso explicaría el resentimiento que ellos le tenían a su hermano genio. Cada vez queda más claro que la “trágica” infancia de Sheldon es una exageración de su mente. Algo de eso también hemos visto en su relación con Leonard, que ha aguantado años de imposiciones ridículas, sin embargo es Sheldon el que cree que ha tenido que hacer las mayores concesiones y que es Leonard el mayor beneficiado de su amistad.

La forma distorsionada que tiene Sheldon de interpretar los hechos es lo que nos permite creer completamente la versión de Georgie, tal como la cuenta en el episodio 11×23 The Sibling Realignment. Resulta al final que Georgie no es el villano, sino que hasta podría decirse que fue el héroe de la historia, pues tuvo que asumir enormes responsabilidades cuando todavía era muy joven y la familia perdio a Gerge, padre.

La muerte de George afectó tanto a la familia, que Mary perdió el control de la situación. Missy solo era una adolescente, así que fue Georgie quien se tuvo que hacer cargo de la familia con apenas 19 años de edad.

Desprovisto de las extraordinarias habilidades de Sheldon, Georgie solo pudo hacer una cosa: partirse la espalda trabajando en cualquier cosa para ayudar con el sostén de la familia. Y no solo tuvo que ayudar a su madre a pagar las cuentas de la casa, sino también a pagar los gastos que suponían tener a Sheldon estudiando en la universidad en Alemanía. “Cualquier dinero extra iba para Sheldon”, le explicó a Leonard. Y es que, si bien Sheldon de seguro consiguió una beca, debió ser una pesada carga financiera para la familia, pues las becas no lo cubren todo.

Y como cualquiera, Georgie tenía sus sueños. Los postergó muchos años, pero al final, con mucho esfuerzo juntó el dinero suficiente para poner un negocio de neumáticos y sacarlo adelante. Con el tiempo llegó a tener una cadena de tiendas, convirtiéndose en uno de los vendedores de neumáticos más grandes de todo Texas. Nada mal para un chico que en el colegio no destacó por sus logros académicos.

Pese a todos sus defectos y sus aparentemente limitaciones intelectuales, Georgie es un hombre que se hizo a sí mismo. Sheldon ha logrado muchas cosas, pero siempre lo hizo dependiendo de la ayuda de otros, incluyendo a ese hermano del cual él siempre se burlaba por “inútil” e “idiota”. Y no contento con eso, lo difamó durante años al describirlo como un abusivo.

Georgie acepta que ocasionalmente era tosco con su hermanito, pero le dice a Leonard que también cuidó de Sheldon en el colegio, evitando que otros chicos lo golpearan (no toda la gente recibe insultos y reacciona inofensivamente como hace Leonard). En el mundo real, si insultas a alguien, es muy posible que recibirás un golpe como respuesta. Georgie tuvo que estar ahí para disculparse por su hermano, y quién sabe, hasta recibir algún golpe por él. Georgie no solo no era un hermano abusador, sino que fue el protector de Sheldon, a pesar de sus propios resentimientos hacia su hermano malagradecido.

Y para remate, pese a todos sus sacrificios, Georgie jamás recibió el más mínimo reconocimiento. Su madre solo tenía ojos para su “pequeño Shelly”, los únicos éxitos que celebraba eran los logros académicos de Sheldon, mientras Georgie solo recibía reproches por el tipo de chicas con las que salía o por el estilo de vida que llevaba, sin recibir nunca una palabra de aliento y reconocimiento por todo lo que hizo por su familia.

A veces la vida no te buenas cartas, no te da una inteligencia brillante, dinero familiar o grandes oportunidades, pero el mérito del éxito no consiste en conseguir buenas cartas, pues con buenas cartas cualquiera puede ganar. No, el mérito del éxito es alcanzar tus sueños incluso cuando tus cartas no son precisamente las mejores. Y eso es lo que hizo Georgie Cooper.



Con un pequeño aporte económico puedes ayudarnos a seguir subiendo contenido de calidad.
De antemano, muchas gracias