Series The Big Bang Theory

Reseña de 12×10: Sheldon recibe el consejo de su difunto padre | Glamour


Los eventos televisivos denominados “crossover” suelen ser solo una estratagema para captar audiencia, pero el episodio de anoche de The Big Bang Theory ha demostrado ser la excepción. El episodio ofreció una trama que hizo avanzar la historia general, algo que es importante de cara al final de la serie en esta temporada.

Este episodio titulado: “The VCR Illumination”, resultó ser también la promoción perfecta para cualquiera que todavía no ve Young Sheldon (el inteligente y encantador spin-off protagonizado por Iain Armitage como el prodigio de tamaño pequeño). En el episodio de anoche, el joven Sheldon le hace una visita a Sheldon (Jim Parsons) a través de una cinta de VHS, pero es la aparición de George Cooper, padre (Lance Barber) lo que vincula brillantemente el pasado y el presente.

El episodio comienza como una continuación del episodio más reciente: “The Citation Negation” —cuando Sheldon y Amy descubrieron que la superasimetría era inherentemente defectuosa y “no soporta el peso de un examen posterior”. Fue una noticia devastadora para los recién casados, que habían pasado la mayor parte del año trabajando en su teoría.

El paso del tiempo tampoco los ayudó a superarlo, al menos no en el caso de Sheldon. Resulta comprensible que él todavía esté pasando por el luto de la pérdida de su gran avance científico. Ha sido sacudido de tal forma que comienza a cuestionar todo sobre sí mismo. ¿Espárragos? Quizás le gusten, después de todo. ¿Música jazz? Tal vez es música para el oído. Cuando señala que todas esas son cosas que él odia, responde: “Yo también lo creía, pero también creí que la superasimetría era una buena idea, así que ¿qué tal si también estoy equivocado? (Para ser honesta, me gusta este Sheldon).

A Amy le precupa que él esté reconsiderando todo, ¿cuánto tiempo pasará hasta que comience a reconsiderarla a ella? (No seas tonta, Amy, sigues siendo lo mejor que le ha pasado).

Es entonces que Leonard recuerda que Sheldon le pidió que guardara una cinta de VHS de emergencia en la caja fuerte, la cual contiene una charla motivacional de su yo más joven. Leonard se la entrega a Amy quien hace que Sheldon la vea. Y por primera vez, los espectadores pueden ver al Sheldon joven y al Sheldon adulto en la misma escena. En la cinta, el joven Sheldon adivina que algo malo ha pasado, de lo contrario, ¿por qué estaría viendo la cienta? (“¡Soy tan inteligente!”, comenta el Sheldon adulto). Pero tan pronto como el joven Sheldon comienza a dar algunos consejos (“No lo olvides, no importa lo mal que parezcan ser las cosas…”) la cinta cambia abruptamente y nos muestra uno de los partidos de fútbol de George padre. Ciertamente el “síndrome de la cinta regrabada” será algo que los niños de los 80 nunca olvidarán. Sheldon está enojado, cuando Amy le pregunta qué puede hacer para ayudarlo, le responde que haga una máquina del tiempo para regresar y decirle a su yo más joven que se rinda, porque nada funcionará como él quiere.

Leonard y Penny, dándose cuenta de que su amigo está en medio de una crisis, llaman a la Dra. Beverly Hofstadter. Ella les dice que Sheldon necesita pasar el duelo y sugiere que escenifiquen un funeral. Sheldon piensa que es una idea ridícula… hasta que descubre que fue Beverly quien hizo la sugerencia.

Así que Sheldon, Amy, Leonard y Penny se dirigen al baño para realizar un extraño funeral improvisado y terminan incendiando la cortina de la ducha. Pero antes, Sheldon ofrece unas emotivas palabras: “Sé que solo era una teoría científica, pero era más que eso para mí. Describía el universo de una manera nueva y hermosa. Quería que ese fuera el universo en el que vivimos. Pero supongo que no pudo ser”.

Más tarde, esa misma noche, Sheldon se despierta con el ruido que proviene de la sala, Amy está volviendo a ver la cinta de VHS. Quiere asegurarse si se salvó alguna parte del discurso del joven Sheldon, pero el Sheldon adulto le dice que ya no importa. Resulta que él recuerda todo lo que dijo en la cinta. Amy se pregunta entonces por qué no confía en lo que recuerda. “Habría sido más significativo viniendo de mí”, dice él con toda seriedad. (No se puede discutir con el genio, supongo).

Entonces, ocurre un milagro equivalente a resolver el cubo de Rubik, la cinta también contenía una grabación de la charla que George padre le dio a sus jugadores en el medio tiempo. Al respecto, George padre dice: “Sé que estamos perdiendo por mucho y probablemente no ganaremos esta vez. De hecho, definitivamente no vamos a ganar esta vez. Pero tampoco vamos a rendirnos. Y si perdemos, eso no los convierte en perdedores. Aprendes de quién eres y de lo que estás hecho tanto de los fracasos, como de los éxitos. Tal vez más. Así que puede pasar la próxima mitad sintiendo lástima por ustedes mismos o pueden salir darles una paliza (mandarlos al diablo)”.

El hermano mayor de Sheldon, Georgie (otro divertido cameo, esta vez de Montana Jordan de Young Sheldon), aparece como uno de los jugadores del equipo y grita: “Sí, mandémoslos al infierno”. Pero George lo calla: “Cuidado, tu madre podría ver esto”. Sheldon pone el video en pausa justo en el momento cuando su padre pareciera estar viendo directamente a la cámara. Es como si telepáticamente, George estuviera enviando un mensaje a su hijo ya adulto.

Pero así como Amy está lista para aceptar que el buen discurso de George padre no funcionó (Sheldon indica que el equipo de su padre perdió ese día), Sheldon le corrige, pues puede que sí haya funcionado. “He actuado como si el juego hubiera terminado”, dice. “Pero quizás solo es el medio tiempo. Hay mucha física todavía con la cual jugar”. Amy está impresionada. Es la primera vez que Sheldon usa una metáfora deportiva, pero eso no es todo.

“Es interesante”, continúa. “Siempre pensé que la carrera de mi padre y la mía eran muy diferentes, pero él también enfrentó fracasos y reveses. Tal vez nuestras vidas se parecen más de lo que creía”.

Este es el punto del show en el que uno podría esperar que se oyera la banda sonora de la película que sigue en la programación, pero es el caso. Amy comenta que desde un punto de vista, las vidas de Sheldon y George padre son asimetrícas, pero desde otra perspectiva son simétricas. “Sheldon, ¿y si la simetría y la asimetría son relativas al observador?”, pregunta. “Eso significaría que el artículo ruso tiene razón…”

Por cierto, si a partir de aquí puede seguir la charla científica, entonces es mucho más inteligente que yo.

Sheldon se da cuenta de que Amy está detrás de algo grande. El artículo ruso podría tener razón —que la superasimetría es inherentemente defectuosa— pero podría serlo solo desde una perspectiva. Si lo ven desde una perspectiva más profunda y con más dimensiones, su teoría sigue en pie. No solo sigue en pie, señala Amy, “podría ser una idea más grande de la que originalmente propusimos”.

Sheldon —superado por su enorme sentido de urgencia— insta a Amy a buscar su computadora portátil. “¡Tenemos que arreglar un artículo!”

Esta reseña fue publicada originalmente en la revista Glamour como: The Big Bang Theory Season 12, Episode 10 Recap: Sheldon Gets Advice From His Late Father, por Jessica Radloff, en inglés. Nosotros la hemos traducido para el fandom en español de la serie.



Con un pequeño aporte económico puedes ayudarnos a seguir subiendo contenido de calidad.
De antemano, muchas gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *