TBBT por dentro

Quien no se consuela es porque no quiere, balance de la temporada 9


Si me preguntan si esta temporada fue mejor que la anterior, la respuesta sería un rotundo sí. Sin dudarlo, porque es cierto. Si hacemos un desapasionado balance general, ha sido una temporada mucho más satisfactoria y creo que es algo de lo cual la mayoría de los fans estamos convencidos.

Ahora bien, si la pregunta cambia, hacia si creo que fue una gran temporada. La respuesta es no. No lo creo.

En otras palabras, si me pongo en el papel de fan, todos los episodios son capaces de hacerme “pasar el rato”. Lo cual entiendo, es suficiente para los millones de fans que seguimos fieles a la serie. Por eso decía que el que no se consuela es porque no quiere, es porque la serie tiene todavía muchos argumentos para defenderse como un entretenimiento válido.

Sin embargo, si cualquiera de nosotros se pone algo más exigente, los argumentos ya no se muestran tan convincentes y como algunos seguidores de esta página me han pedido realizar un balance de la temporada, quiero comenzar presentando este pequeño resumen de lo visto, pero sobre todo, lo que recuerdo.

La ciencia, lo geek y lo nerd

La gran novedad de la temporada es que Howard decide darle un uso práctico a la idea de Leonard. El GPS que están creando en sociedad, junto con Sheldon, y del cual ya tienen una patente y un prototipo funcional, podría ser la solución definitiva a sus problemas financieros.

Fuera de este tema, poco hay de qué hablar sobre temas científicos. Luego de abandonar la teoría de cuerdas, no sabemos casi nada del trabajo de Sheldon. El resto de los personajes a quienes les involucra el tema, y ahí incluyo a Bernadette y Amy, realizan ocasionalmente citas basadas en cuestiones de diversas materias científicas, pero solo para que no olvidemos que son científicos, pero nada más. Hace mucho que no hay nada tan impactante como el efecto Doppler o el gato de Schrödinger.

Sobre sus aficiones nerd, quizás este año fue el de la películas, tuvieron todo un episodio sobre Star Wars y varias referencias a otras películas importantes, como Batman vs Superman, Suicide Squals y la Guerra Civil de Marvel. Eso sin mencionar la tienda de cómics y las convenciones de cómics.

Y las chicas siguen sin engancharse ni comprender ese lado nerd de sus parejas. Penny parece ser la que mejor lo asimila, obvio por el tiempo que está junto a ellos. Detrás está Bernadette, debido a lo mucho que quiere a Howard. Y todavía más atrás, Amy, que es quien más critica las “excentricidades” de su pareja, cuando está enojada, claro está.

El bebé Howardettte

La gran sorpresa de esta temporada fue descubrir que Bernadette está embarazada. Es una buena noticia que marca otro paso positivo en el proceso de consolidación y maduración de la pareja.

También le brinda a una de las mejores parejas de la serie, la oportunidad de tener más protagonismo al darle una temática diferenciadora.

En el aspecto negativo, sé que a muchos fans no les agradan los bebés, no se identifican con ellos y puede resultarle incómodo de ver en la pantalla. Yo mismo prefiero ver niños en los episodios finales, como parte del cierre de una serie, cuando es obvio que superan su fase de solteros en busca de su felicidad, para abrazar una relación estable que se consolida con el matrimonio y la paternidad.

A pesar de ello, creo que la mayoría estamos esperando ver todas las divertidas situaciones que podrían crearse a partir de los antojos y cambios de humor de Bernie con su embarazo, y las locuras que podrá hacer Howard para complacerla, o la intromisión de Raj en todo esto. Ya veremos.

Lenny: La boda y la reboda

La temporada comenzó con el Lenny y terminó con el Lenny. De hecho, salvo una o dos temporadas, todas han tenido a esta pareja como protagonista, porque es la pareja canon de la serie.

Precisamente por eso, muchos fans sintieron que la boda mostrada al principio de la temporada no estuvo a la altura de lo que se merecían. Sin familiares, sin invitados y sin sorpresas (la revelación del “desliz” de Leonard, ocurrió la temporada pasada). Molaro llegó a comentar que fue ideada así para no revelar el apellido de Penny. Un pobre argumento para justificar esas desafortunada decisión.

Aunque los votos matrimoniales estuvieron bien, el resto de la boda no. Para colmo, la luna de miel se fue al garete con el primer beso, con diálogos torpes que pretendían ser graciosos, pero nunca lo lograron.

Lo único positivo de la relación entre Leonard y Penny, es que poco a poco, aunque con mucha torpeza, siguen avanzando juntos. Lo de Mandy Chow parece que lo han superado del todo, pero no el tema de los secretos. Como la cuenta de ahorros de Leonard, que volvió a dar un campanazo de alarma en la segunda parte de la temporada.

El gran pendiente de la pareja es el desafío de vivir independientemente. Por supuesto, el eje de la serie es la dinámica entre Leonard, Penny y Sheldon, los tres principales; pero ya es insostenible que los primeros no dejen de quejarse del tercero, pero cuando están a punto de dejar el departamento, se dejen convencer de mantener las cosas como están. Es decir, vivir con Sheldon y cumplir el rol de “padres” del seudoinfante.

La situación llega al ridículo, cuando la pareja se mudaría al departamento de enfrente. Que pasarían la mayor parte del tiempo en el departamento 4A porque es más grande y es más cómodo atender ahí a toda la pandilla, cuando se reúne para comer juntos.

Algo más, el no desvincularse de Sheldon le cuesta al matrimonio de Leonard y Penny el pagar dos alquileres, pudiendo ahorrarse uno. Aquí la cuestión es que no saben con quién mudar a Sheldon. A Amy no la van a meter ahí, el único candidato disponible sería Raj. Pero no está claro que se atrevan a hacerlo. Parece un callejón sin salida.

Shamy: Mucho ruido y pocas nueces

El Shamy tuvo durante la primera parte de la temporada un gran protagonismo, pero al igual que Lenny, no gustó a los fans. Fue casi un desastre.

Con un Sheldon todavía más odioso, insoportable e hiriente, Amy no tuvo más remedio que romper definitivamente su relación. Los fans más inteligentes fueron comprensivos, y entendieron esta ruptura como algo necesario para que siga evolucionando, para que Sheldon recapacitara y aprendiera a valorar a Amy. Sin embargo, los fans más histéricos no lo entendieron así, para ellos la pareja era “perfecta” tal como era y no cesaron de llorar y quejarse, reclamando que volvieran.

Y cuando parecía que los escritores iban a mostrarnos a Amy y Sheldon tratando de encontrar respuestas en otras relaciones, se acobardaron.

Amy no soportó la idea de estar sola, se arrepentió y le rogó a Sheldon volver, pero este no acepta porque la ruptura “le dolió” (siempre pensando únicamente en él). Por suerte para Amy, Sheldon experimenta una extraordinaria “revelación” y cambia de idea. La pareja se vuelve a juntar.

Un grupo de fans del Shamy celebró alborozado, otro no entendía qué pasaba, ninguno había mostrado ninguna evolución, desarrollo o maduración personal. Nada. Hasta el episodio cuando consuman su relación apenas tiene significado. Sí, tienen sexo, pero el episodio está escrito de tal forma que no tiene prácticamente ningún impacto en la relación.

Y en la segunda parte de la temporada, con el pasar de los episodios, se disipó cualquier duda o esperanza: La dinámica de la pareja era exactamente la misma que antes de la ruptura. ¿Tanta alharaca para esto?

Raj: El casanova improvisado

Definitivamente, lo peor de la temporada está reservado para Raj Koothrappali. Tanto en términos de comedia, como de desarrollo del personaje.

Cansados, así como nosotros, de que Raj solo sea el mal tercio dentro del Howardette, los escritores tuvieron la genial idea de crearle un triángulo amoroso. Mala idea.

La relación entre Raj y Emily ya arrastraba problemas, si seguían era solo porque Raj era demasiado cobarde para ser sincero con ella. Él no quería volver a estar solo. Por eso, cuando conoce a Claire, una guapa y simpática escritora, Raj cree haber encontrado un “reemplazo”. Recién entonces decide romper con Emily. Cobarde por segunda vez. Para su mala suerte, Claire ha vuelto con su exnovio y Raj es rechazado. Decide volver con Emily, total, las mujeres son intercambiables. Cobarde por tercera vez.

¿Podía empeorar las cosas? Pues sí, cortesía de los escritores. Emily cambia de idea y quiere volver con Raj. Al igual que en el caso de Amy, vemos a una mujer rogándole a un hombre. Cómo les quedó el ojo, feministas.

Hace mucho que Raj anda perdido en la serie, exactamente desde que Howard comenzó a salir con Bernadette, muchas temporadas atrás.

El triángulo con Claire y Emily es la peor idea que se les ha podido ocurrir a los escritores para Raj. Como en cualquier comedia, estamos dispuestos a aguantar muchas cosas de nuestros personajes, siempre y cuando nos hagan reír. Y ahí está el detalle, joven, toda esta trama apenas es graciosa, y si lo es, se debe a otros personajes, como Zack, cuando se fijó brevemente en Claire. Habrá qué tener que paciencia porque esto pinta para largo.

¿Algo más?

Bueno, este es el primer resumen, trataré de recoger más opiniones, y si lo considero necesario, profundizaré más en estas líneas temáticas más adelante y por separado. Ya veremos si hay tiempo para ello.



Con un pequeño aporte económico puedes ayudarnos a seguir subiendo contenido de calidad.
De antemano, muchas gracias

4 comentarios en “Quien no se consuela es porque no quiere, balance de la temporada 9

  1. Aun tengo la esperanza!! :c
    De que en la proxima temporada, con toda la tematica que tienen a la mano, creen grandes episodios. No cuesta nada soñar :)

    • Como entretenimiento no necesitas tener esperanza, porque seguirán saliendo episodios lo suficientemente divertidos para pasar el rato.

      Ahora, si por “grandes episodios” te refieres a buenos desarrollos de los personajes, diálogos ingeniosos, buenas bromas y giros inesperados, entonces sí, habrá que cruzar los dedos o alguna renovación en el equipo de escritores… aunque esto último está difícil, parece que están contentos como están.

  2. Estoy de acuerdo en varias cosas como por ejemplo: no es la mejor temporada pero es mejor que la anterior, la forma en que se resolvió Shamy no fue del todo satisfactoria, se esta dejando de lado la parte en que enfrentan sus problemas a partir de teorías científicas, Raj sigue pareciendo perdido dentro de la serie.
    Difiero en: El matrimonio de Lenny no fue como esperábamos pero no porque no fuera una gran boda, la serie jamás se ha destacado por montar grandes escenografías con muchos personajes(recuerden la de Howardette), creo que la producción considera que con eso traicionaría su esencia, pero si mereció una idea mas brillante que una boda en “Las Vegas”. Es cierto que se han visto casos en que la etapa de bebes arruina las series pero no creo que en esta serie el bebe tenga muchos “primeros planos”, creo que se enfocaran mas en como resuelven los problemas de la paternidad un par de científicos. Y en el caso de Raj me parece que lo del triangulo es una buena idea, el problema es que no ha sido bien encaminada, es mas creo que Claire tiene mucho mas potencial como personaje que Emily.
    Por ultimo esperaría para la próxima temporada; conocer mas a la familia de Leonard(la de Penny no me llama la atención ya que la serie debe privilegiar personajes nerds), Tal vez el regreso de exnovias de Leonard para enredar un poco las cosas (Priya o Alex estarían bien), ver que desarrollen mejor la vida amorosa de Raj…

  3. Lo mejor que puede pasarle a la serie es que desaparezca el grupo de chicas. Que Penny vuelva a salir con sus amigos populares y que las otras tengan un papel totalmente secundario como ex-parejas. Ya solo faltaba la amenaza de un bebé. ¿No hay ya suficientes series para meter bebés y problemas de chicas? ¿por qué tienen que meterse en una serie que era perfecta hasta que se entrometieron? Se nota en exceso que quieren hacerla al gusto de todos los públicos, pero la están convirtiendo en una serie como todas las demás quitando la personalidad única que tenía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *