Farándula

Reseña | Call Me Kat, protagonizada por Mayim Bialik, apuesta demasiado por un estilo inadecuado, según Variety

Esta entrada está basada en el artículo ‘Call Me Kat,’ Starring Mayim Bialik, Leans Too Hard on an Ill-Fitting Format: TV Review, escrito por Caroline Famke en la versión digital del semanario Variety, dedicado a la industria del entretenimiento. Se trata pues de una reseña externa que hemos traducido porque sentimos que sería de interés para el fandom en español.

Hay suficientes momentos en Call Me Kat que podrían funcionar que resulta frustrante que no lo hagan. La serie tiene buenos ingredientes para alcanzar el éxito, sobre todo por Mayim Bialik interpretando a Kat, su primer papel regular después de The Big Bang Theory, que la convirtió en uno de los pilares de la televisión abierta. Un elenco de secundarios sólido, que incluye a Swoosie Kurtz, Kyla Pratt y Leslie Jordan, la acompaña, además la cámara se vuelve un personaje más porque Kat le habla constantemente de manera directa. Y en una de las mejores decisiones creativas, Call Me Kat de Darlene Hunt no deja que Kat, una mujer soltera de 39 años de Louisville que abandonó el ámbito académico para abrir su propio café de gatos, se convierta en un total cliché de la solterona que podría ser.

Cuando su irritante madre (Kurtz) le pregunta si no tiene miedo de volver una “triste señora de los gatos”, por ejemplo, Kat se limita a sonreír, recoge uno de los numerosos gatos que la rodean e insiste que ella será “una fabulosa señora de los gatos”. No es una línea que conseguirá un estallido de carcajadas de la audiencia, pero al menos deja claro que Kat no es un completo desastre totalmente deprimente solo porque es una mujer soltera de 39 años que cambió la universidad por un café de gatos. A Kat genuinamente le gusta su vida.

Desafortunadamente, esto es lo más interesante que verás en los primeros cuatro episodios. Call Me Kat está supuestamente basada en Miranda (2003-2015), una loca comedia británica de Miranda Hart. Para su propia versión, Call Me Kat toma la premisa (más) básica de Miranda, de que “una mujer de treinta y tantos años que dirige un negocio y no tiene novio”. Y la característica ruptura de la cuarta pared de Hart, hablando con la audiencia, haciendo muecas y compartiendo pensamientos que no se atrevía a decir en voz alta a los personajes que tenía delante. (Los que no esté familiarizados con Miranda, piensen en Fleabag con el añadido de una audiencia de estudio entusiasta). La madre de Kat, así como la de Miranda, es una excéntrica preocupada únicamente porque su hija se case de una buena vez. Y como Miranda, Kat suspira por su apuesto amigo interpretado esta vez por Cheyenne Jackson. Esta última dinámica también sufre cuando se la compara con la que inspiró Miranda, en donde Hart y Tom Ellis tenían una química romántica rápidamente reconocible a pesar de las locas situaciones que los rodeaban. En Call Me Kat, Bialik y Jackson apenas pueden mantener a flote sus bromas amistosas y mucho menos insinuar la posibilidad de algo más.

Bialik es una protagonista entusiasta que se lanza de cabeza al desafío de interpretar a Kat como alguien más realizado de lo que sugiere su argumento base. Sin embargo, no tiene un control firme acerca del tono y el formato del show tal como lo tenía Hart. Con mucha frecuencia se siente que realiza una imitación estadounidense del carácter y tono típicamente británicos de Hart. Darse la vuelta y sonreír a la cámara puede ser una tradición consagrada de la comedia, pero también es engañosamente difícil de lograr sin evitar causar una distracción antinatural, qu es lo que ocurre en Call Me Kat. Sin una actuación central más nítida de base, sin una dirección y edición lo suficientemente cohesivas para unirlo todo, el espectáculo lucha por conseguir su propio ritmo y desentona mucho más de lo que encanta.

Algo más

Reiteramos que esta es una reseña externa que no necesariamente refleja nuestra opinión. Nosotros solo hemos visto un par de episodios, en Variety parece que han visto de manera adelantada los primeros cuatro. En nuestra reseña del primer episodio ofrecimos nuestra opinión de manera parcial, pero creemos que aun es temprano para emitir una opinión definitiva.

Call Me Kat de momento solo se está transmitiendo en EEUU a través de la cadena Fox, no hay noticias sobre su estreno en España o Latinoamérica.