Interesante Series

¿Por qué The Big Bang Theory (ya) no está en Netflix (en mi país)?


Bueno, la respuesta corta sería “por culpa del dinero”. Y es que mis amigos ¿qué cosa no se mueve por dinero en la industria del entretenimiento? The Big Bang Theory es la comedia más popular de EEUU, así que su comercialización significa millones de dólares para todos los involucrados. Literalmente, la serie vale oro.

The Big Bang Theory es producida por los estudios Warner Bros. TV. En 2007, Warner le ofrecio la serie a la cadena televisiva CBS, que la compró y la financia desde su primera temporada. Por este motivo, CBS tiene los derechos de exclusividad de la serie en EEUU y Canadá, en todos sus formatos (televisión abierta, cable y video on demand). Es fácil entender por qué Netflix no tiene a The Big Bang Theory en su catálogo de EEUU, pues CBS prefiere reservarse su mejor comedia para potenciar su propio servicio de television-on-demand premium, CBS Access. Ni siquiera un socio de CBS como Hulu, que también tiene un servicio on-demand, ha conseguido tenerla en su catálogo. CBS simplemente no la comparte.

El gran negocio de Warner Bros.

La situación fuera de los EEUU y Canadá es otro asunto. En este mercado Warner retiene todos los derechos de transmisión para el mercado internacional, para poder venderlo a terceros. Con la salvedad que en esta parte del continente le da preferencia a su propia señal de cable: The Big Bang Theory se transmita por el canal Warner Latinoamérica.

Uno de los mejores negocios de la década ocurrió en 2011, cuando Warner logró venderle los derechos de las repeticiones de The Big Bang Theory al canal de suscripción TBS y un conglomerado de otras estaciones de cable, por un valor que se estima en mil millones de dólares.

Y aunque no tengo cifras al respecto, Warner ha logrado vender la serie en muchísimos otros mercados, tanto en señal a bierta como en cable. Por ejemplo en España sé que lo transmite TNT.

La revolución Netflix

Pese al gran éxito negociando los derechos de The Big Bang Theory en las plataformas de televisión tradicionales, Warner ha sido bastante cauta cuando se trata de mercado del video bajo demanda (video on demand, en inglés), llamada así porque el usuario no depende de la programación de un canal televisivo, sino que puede acceder a los programas y las películas cuando lo desee (cuando lo demande), gracias a internet.

Así, mientras nuestros padres solían decir: “¿qué hay para ver en la televisión hoy?”, nosotros decimos ahora: “¿qué voy ver hoy por internet?”

En otras palabras, mientras nuestros padres eran espectadores pasivos, que debían acomodarse a las programaciones de las cadenas de televisión, nosotros tenemos, gracias a Netflix y otros servicios similares, la posibilidad de elegir no solo el qué veremos, sino el cuándo lo haremos.

Al principio de esta revolución, Netflix y otros servicios similares tuvieron que esforzarse mucho para crear un catálogo de series y películas lo suficientemente grande e interesante, como para atraer a un público masivo. Y que pudiera ser trasmitido al cliente en una calidad de video aceptable y sin cortes.

La creación del catálogo comenzó comprando los derechos de muchas series y películas antiguas, tanto que ya había perdido valor económico para sus propietarios, pues habían sido prácticamente olvidadas por el público. Las series y películas más recientes y de estreno fueron difíciles de conseguir al principio, pero a medida que Netflix crecía, también lo hacían sus ganancias, con las cuales ampliaba su presupuesto para comprar productos más actuales. Hasta cierto punto.

Por partes, piezas y retrasos

Hay varias razones por las que Netflix nunca ha sido capaz de comprar los derechos de The Big Bang Theory para añadirlo en su catálogo internacional (descartando EEUU y Canadá, por los derechos exclusivos de CBS, que explicamos al principio). La principal razón sería que Warner nunca ha demostrado demasiado interés en vender esos derechos a Netflix, pues teme afectar a sus socios de cable. Irónicamente, el crecimiento de Netflix ha sido su mayor enemigo, porque a medida que la gente le ha tomado el gusto a ver sus series y películas a través de la aplicación de Netflix y similares, ha decrecido el interés de la televisión tradicional. Y la competencia es feroz.

Si Warner le vendiera The Big Bang Theory a Netflix o cualquier otro servicio similar, afectaría el negocio del cable, y provocaría el reclamos de sus socios, esos que mencioné arriba y que han pagado una millonada salvaje por los derechos de la serie.

Por supuesto, la “preocupación” de Warner por sus socios solo es una excusa para que esta pida una enorme cantidad de dinero para vendérsela a Netflix, que jamás ha podido pagar lo que le piden por The Big Bang Theory. Si bien, ha tenido cierto éxito en comprarla para ciertos mercados específicos (imagino porque no chocaba con los intereses de los socios de Warner). Gracias a esta circunstancia, Netflix tiene en su catálogo a The Big Bang Theory en Reino Unido, Alemania, Japón, España y Francia. Pero incluso en algunos de estos países, la serie dejará de estar disponible en el futuro, debido a que Warner no le renovará los derechos y porque la estrategia de Netflix ha ido cambiando con los años. Ya no quieren tanto series de terceros, están apostando más por series propias. Y la mayor parte de su presupuesto va en esa dirección.

Las limitaciones de Netflix

Si en tu país no tienes a The Big Bang Theory en el catálogo de Netflix, tampoco creas que te estás perdiendo demasiado. Algo que quizás muchos no saben es que los estudios raramente le venden a Netflix los estrenos de sus series. Le venden los derechos de las temporadas más antiguas. Por eso, en los países que está, solo está disponible hasta la temporada nueve y la décima recién está por llegar. Y eso sucederá recién cuando se estrene la temporada 11. Y siempre será así. Siempre estará con una temporada de retraso. Los estrenos solo están disponibles en los mercados tradicionales, en Netflix no.

De manera que, a menos que Netflix se anime a abrir la billetera o Warner de pronto se vuelva razonable con sus precios, no vamos a tener a The Big Bang Theory en el catálogo de Netflix de Latinoamérica. Lo siento, pero es lo que hay.

[Actualización] Unos meses después, una serie de anuncios en la industria del entretenimiento hacen cada vez más difícil que The Big Bang Theory esté entre los objetivos de Netflix, porque entre otras cosas, el popular servicio de television “on demand” ha decidido apostar en producir sus propias series. Definitivamente, estas no son buenas noticias.



Con un pequeño aporte económico puedes ayudarnos a seguir subiendo contenido de calidad.
De antemano, muchas gracias