Young Sheldon

Reseña | Young Sheldon 5×08: El gran canciller y la guarida del pecado

Una simpática sorpresa nos trajo el episodio de Young Sheldon de esta semana con el regreso de una voz tan reconocible como entrañable. Pero no nos adelantemos a la reseña: Sheldon inicia una cruzada para defender la presencia de la ciencia en el plan de estudio de la universidad, mientras que Mary finalmente se entera del casino ilegal de Meemaw y Georgie y comienza a cuestinarse su eficacia como madre.

La guarida del pecado

Tarde o temprano se iba a enterar y el día llegó cuando Mary descubre que Georgie está involucrado en el manejo de un casino ilegal en la lavandería de Meemaw.

Por supuesto, Mary se estrella contra la pared, pues nadie de su familia se toma sus preocupaciones en serio. A Missy lo que hace Georgie le parece «genial» y George asume la actitud casi filosófica de dejar que su hijo «aprenda de sus propios errores». Lo cual es cierto, pero a Mary tampoco le falta razón cuando dice que esa es solo una manera elegante de cruzarse de brazos y no hacer nada.

Meemaw es tan cínica y sarcástica como siempre y Georgie no se queda atrás. Ahora bien, eso es mucha arrogancia para gente con rabo de paja. Porque, por mucho que la policía haya llegado a un acuerdo «extraoficial» con Meemaw, si se hace suficiente «ruido», tendrían que actuar y volver a cerrarle el negocio clandestino.

En todo caso, el error de Mary fue suponer que además de mostrar el camino, tiene que empujar a sus hijos a hacer lo bueno. Mi padre solía decirme: «quien hace lo bueno sin intención, no es realmente bueno».

Ahora bien, en el caso concreto de Georgie, sabiendo lo que pasará, y con todos sus errores, cuando llegó la hora decisiva, Georgie estuvo a la altura de las circunstancias.

Dato curioso: En el relato de su pasado alocado y fiestero, el pastor Jeff menciona a las «Chia Pet», se trata de un juguete que se hizo muy popular en los 90, consiste en un animal hecho de arcilla, al que se le colocaban semillas de la planta Chia y con un poco de agua, germinaba y crecía a manera de cabello de la «mascota». En otros países se hizo popular con otros nombres: «Cabeza de pasto», «Mr. Grass», etc.

El gran canciller

Aunque no lo afecta en nada, Sheldon hace suya la causa de mantener la exigencia académica del plan de estudios básico de su universidad en el rubro de las ciencias. Valga la aclaración, tal como dice el profesor Linkletter, en realidad solo están reduciendo los cursos de ciencia en las carreras que poco o nada tienen que ver con la ciencia.

Es divertido como Sheldon pone en jaque, primero a Linkletter y luego a la presidenta Hagemeyer solo con sus molesta insistencia. De todas formas es divertido ver cómo puede ser tan ingenuo como para caer en las burdas mentiras de Hagemeyer.

Para variar, es algo positivo ver a Sheldon fracasar en lo que se propone. Y sentirse vulnerable porque no puede confiar en los demás. Eso permite que uno simpatice con él.

Un detalle final fue que pudimos oír de nuevo a Stephen Hawkings. Quizás fue una broma grabada hace tiempo, al menos eso creo, pues él murió en 2018.

Mentiras blancas

Las dos historias confluyen cuando Mary y Sheldon conversan en una de las escenas finales. Justo cuando los dos se siente derrotados y fracasados.

Sheldon trabajó mucho y no logró nada. Y para colmo, ha descubierto que todos le mienten y se aprovechan de él ser tan ingenuo. Mary siente que ha fracasado como madre y que solo puede encomendar a sus hijos a Dios.

Desilusionados de sí mismos y de la gente que los rodea, madre e hijo comparten un bonito momento de redescubrimiento.

Alguno podría criticar la mentira final de Mary, pero como dijo George sabiamente, a veces una mentira puede servir para proteger los sentimientos de alguien.

Me recuerda una historia que leí hace muchos años, era sobre una mujer que tenía tres hijos, y que en su lecho de muerte, le escribió a su hijo menor una carta de despedida. En ella mencionaba los mejores y dulces momentos que vivieron juntos.

Y en sus últimas líneas le revelaba que él siempre había sido su hijo favorito. También le rogaba que no le dijera a sus hermanos, para que estos no se sintieran mal.

Muchos años después, los tres hermanos se volvieron a reunir. En un momento de celebración, al hijo menor se le escapó el secreto y le dijo a sus hermanos que él siempre fue el favorito de su madre.

«No puede ser», dijo el mayor, yo siempre fui el favorito de mamá y puedo probarlo. Fue entonces a su despacho, trajo una vieja carta y la mostró. «Aquí mamá me lo dice».

El segundo hermano abrió su billetera, sacó de ella una carta doblada: «Es de mamá, en ella me dice que yo siempre fui su favorito».

Los hermanos comenzaron a discutir. De pronto uno dijo: «Mamá nos mintió». «Hemos vivido engañados», dijo el otro. Y no supieron qué más decir.

El mayor, que estuvo leyendo las cartas de sus hermanos en silencio, finalmente habló: «No nos mintió. Las cartas no son iguales, los momentos y relatos que menciona no son los mismos. La conclusión sí, pero no los motivos. Tal vez todos fuimos los favoritos de mamá, simplemente lo fuimos por diferentes razones…»

Lo que más me gustó

  • -Sheldon: «¿Al menos se molestó?» -Linkletter: «¿Me oigo molesto?» -Sheldon: «Sí». -Linkletter: «Bueno, ahí lo tienes».
  • -Sheldon: «De hecho, ¿por qué hablo con usted?» -Linkletter: «Con confianza, detente».
  • -Missy: «¿Por qué ves Jeopardy?» -George: «Sheldon no es el único que le gusta aprender». -Missy: «No sabes dónde está el control remoto». -George: «Lo tengo aquí. Pero sin baterías».
  • -Sheldon: «¿A quién le entregaría [mi denuncia]? -Editor: «Puedes entregármela a mí» -Sheldon: «Me sentiría más tranquilo entregándosela a alguien que no parece que vaya a enrollarla y fumársela».
  • -Editor: «¿El gran canciller?» -Sheldon: «Bueno, cuando lo dices así parece inventado». -Editor: «¿Y cómo lo dirías tú?» -Sheldon: «¡El gran canciller!… Me han engañado».

De errores y detalles que no gustaron

De momento, no tengo nada. Más adelante, y quizás con la ayuda de ustedes, pueda actualizar esta parte.

Puntuación del editor

Una vez más los momentos graciosos, que no son muchos, aparecen solo en una de las tramas, en este caso en la de Sheldon y su lucha por la ciencia. Puntaje medio.

Otra vez nos muestran el lado menos luminoso de algunos personajes, como Meemaw, Georgie y la misma Mary. Pese a dejar evidente su lado menos favorecedor, eso los vuelve personajes más realitas y con los que uno puede identificarse mejor. Puntaje medio alto.

Un guion inteligente permite fusionar dos historias que a primera vista tienen muy poco en común. Un episodio muy entretenido y reflexivo al mismo tiempo. Puntaje: medio alto.

Episodio en línea de Young Sheldon

No garantizamos que los videos permanezcan para siempre, ya que se trata de material que puede ser borrado sin nuestro consentimiento.

Puntaje de los fans de Young Sheldon

Bueno, después de ver el episodio y leer nuestra reseña, ahora esu turno de compartir con nosotros tu opinión, vota, asignándole un puntaje a este capítulo. Y como el tiempo de votación es limitado, será mejor que lo hagas ahora mismo.
 
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (9 votos, promedio: 3,89 de 5)
Cargando...